Parque Nacional Paso Bravo
                      

  Principal          

  Aves


 
Mamíferos

  Reptiles

  Flora

 
Bosques

  Leyes

 
Parques

  Links

 
Sobre el sitio

  Econicho

  Noticias

 
 

Es único por sus características y constituye la mayor área protegida dentro de la ecorregion del Cerrado en Paraguay,
El Parque Nacional Paso Bravo fue creado en 1998, por decreto del Poder Ejecutivo, con una extensión de 93.612 hectáreas. Está localizado en el departamento de Concepción, al este del río Paraguay y al sur del río Apa, a unos 180 kilómetros al norte de la capital departamental. 

Está rodeado de cinco establecimientos ganaderos y cuatro asentamientos campesinos. En su zona de amortiguamiento alberga a 1.300 familias dedicadas, principalmente, a la ganadería extensiva y a la agricultura. La temperatura promedio es de 24 ºC y su clima es tropical lluvioso con invierno seco. Llueve un promedio anual de 1.300 milímetros, sobre todo en los meses de octubre y marzo.

El cerrado se caracteriza por su suelo pobre en nutrientes pero rico en hierro, en el cual se desarrollan pequeños árboles de troncos torcidos y de hojas gruesas, esparcidos en medio de una vegetación rastrera, que a su vez se mezcla con bosques en galerías e islas de bosques.

Los pastizales o campos bajos, por su condición subtropical y húmeda, posee una gran riqueza en especies de pastos, entre las cuales se encuentran el aguara ruguái y el espartillo, así como árboles menores de aspecto seco, porte tortuoso y cobertura leñosa.

Diversificando la fisonomía vegetal, aparecen cinturones de bosques en galería acompañando los causes de los arroyos Quien Sabe, Paso bravo y Blandengue, y del río Apa, de donde sobresalen los árboles de ingá, jatái y palo blanco. Se observan también islas de bosques donde predominan los yvyra hu, los ybyra pyta, el incienso colorado, el kirandy, el trébol, el urundey-mi, además de orquídeas de gran belleza.

La fauna del Parque Nacional Paso Bravo es rica y variada en especies. Alberga al 48% de los mamíferos silvestres conocidos en el país. La Cuenca del río Apa registra 103 variedades de peces y existen, por lo menos, 428 especies de aves.
Varios animales silvestres de la región están en peligro de extinción, como el puma, el yaguarete y el aguara guasu, debido a la fragmentación de sus habitats, pues estas especies requieren grandes superficies para asegurar su sobrevivencia.

Entre los reptiles, la boa constrictora o mbo’y ro’y y el yakare ovéro se consideran amenazados y figuran en el libro Fauna Amenazada del Paraguay.
Los incendios extensivos e intensos que ocurren anualmente y que producen la destrucción del hábitat de estos animales, así como la caza indiscriminada, son los principales responsables del proceso de extinción.

Entre las aves, el ynambu kagua es una de las especies altamente amenazadas de la zona, así como el ñandu, el gua’a pyta o papagayo rojo y el loro hablador. Estas dos últimas especies no tendrían posibilidad de sobrevivir si no se toman medidas urgentes que prohíban el tráfico ilegal de ejemplares juveniles destinados como mascotas.

La conservación de la flora y la fauna se ve afectada por prácticas forestales de caza y recolección incompatibles con la preservación de las especies, tales como incendios provocados, superficies reducidas del área de protección y el comercio ilegal.
Los bosques soportan, desde los años ’90, la pérdida alarmante de especies de valor comercial por la extracción selectiva ilegal.
Entre ellas: el urundey-mi, el tajy, el incienso colorado, el trébol y el kirandy. Esta extracción acelera su grado de devastación a partir de 1998, año en que se declaró en la región el Area de Reserva para el Parque Nacional Paso Bravo.

Actualmente la tala selectiva de árboles, si bien es ilícita, genera la mayor fuente de materia prima para la producción de parquet en la zona, en donde unos 150 pequeños aserraderos operan diariamente en el procesamiento de la madera.
Estas prácticas forestales incompatibles con la conservación producen la modificación de la composición florística del ecosistema, aumentan la depredación de aves y sus nidos, y disminuyen los lugares potenciales de anidación.

El acceso principal al parque se realiza por el camino que une las localidades de Sargento Félix López y San Carlos del Apa, pasando por el asentamiento 29 de Junio del Instituto de Bienestar Rural.

La condición de esta ruta es bastante buena la mayor parte del año, pues grandes tramos de su longitud total están enripiados. Sin embargo, algunas partes atraviesan suelos arcillosos y difíciles de recorrer, especialmente en tiempo lluvioso. Los puentes están en condiciones aceptables, pero necesitan trabajos de mantenimiento y reparación.

 


                                                                                        



 

 

 

 

Principal  Aves  Mamíferos  Reptiles  Flora  Bosques  Leyes 
 Parques  Links Sobre el sitio


Sitio creado y diseñado por Alejandro Wehrle
alemwm@salvemoslos.com.py